Skip to content Skip to footer

¿El gas natural es una energía renovable?

El gas natural es una energía que se encuentra de los combustibles fósiles, compartiendo tipo con el carbón o el petróleo.

Dicho gas está compuesto por la mezcla de distintos hidrocarburos, siendo el hidrógeno (H₂) y el carbono (C) sus principales componentes. Lo que significa, que el gas natural se constituye de gases extraídos de yacimientos fósiles.

Estos yacimientos que habitualmente se explotan para generar energía, no son ilimitados, de modo que el gas natural es una energía no renovable.

Además de formar parte en el grupo de las no renovables, también forma parte de las energías primarias. Esta característica se debe a que se encuentra en la naturaleza sin necesidad de transformación, al igual que el carbón o la energía solar.

Su utilización tiene más de 50 años de historia, y es una de las principales materias primas en diferentes procesos químicos.

Formas de producción del gas natural

Para aprender un poco más sobre las formas de producción del gas natural, vamos a mostrarte las dos vías actuales para llevarla a cabo.

Metano

Su almacenaje se efectúa en estado líquido en temperaturas bajas y presión alta, aunque su transporte es en estado gaseoso. Habitualmente se emplea para el sector automovilístico.

Gas licuado

En este caso se convierte a estado líquido, su composición es una mezcla de butano y propano, y puedes encontrarla almacenada en bombonas de uso casero.

Su extracción es menor que la del metano, y el tiempo de obtención sucede durante la extracción del petróleo o su refinado.

¿Cuáles son los gases renovables?

Los gases renovables son los combustibles que, al contrario que el gas natural, son obtenidos a partir de materias primas o fuentes renovables.

¿De dónde proceden? De fuentes como la biomasa forestal, los residuos de la comida o la energía solar. Además de lo anteriormente mencionado, vamos a exponer los tres tipos de gases renovables.

  • El hidrógeno. Renovable gracias al proceso que se emplea para su obtención, la electrólisis del agua (usando los excedentes de energía de origen eólico y solar).

 

  • Gas de síntesis. Conseguido con la gasificación térmica de residuos agrícolas o forestales.

 

  • El biogás. Con materiales orgánicos biodegradables (como los residuos domésticos, deyecciones ganaderas o lodos de depuradoras), se ejecuta un proceso de digestión anaeróbica, para finalmente lograr dicho gas.

Ventajas y desventajas del gas natural

Como ya sabrás, el gas natural es una herramienta muy común en la actualidad, por la enorme cantidad de utilidades que contiene. Pero como cualquier otro elemento, tiene sus pros y sus contras, aquí vamos a desarrollarlos.

Ventajas

  1. Es sencillo de conseguir, y para acceder a él en la vida diaria, solo se necesita un grifo o una válvula (una vez ya esté hecha la instalación).
  2. También tiene un proceso de extracción y transporte muy fácil de completar.
  3. Destaca por tener un alto poder calorífico.
  4. Sus cualidades se pueden aplicar en varios artefactos y aparatos, con el fin de generar agua caliente, calor y etc.

Desventajas

  1. Una mala utilización del gas puede desencadenar explosiones.
  2. El gas natural carece completamente de olor, de manera que si ocurre una fuga en el hogar será muy complicada de detectar.
  3. No es una fuente renovable.
  4. Aporta efectos negativos para el medioambiente, como la huella de carbono y otros problemas que aumentan el peligro del cambio climático y el calentamiento global.

Usos del gas natural en la actualidad

Entre los usos más famosos, destaca su participación en los procesos industriales de las industrias del plástico, el acero o los textiles. Sin olvidar que el gas natural es la materia prima empleada para la obtención de abonos nitrogenados.

El uso en el hogar también es otro de los campos que más lo explota, ya que sirve como energía para cocinar, calentar el agua e incluso la calefacción.

El gas natural expuesto a altas presiones resulta ser una energía más limpia y barata que los combustibles convencionales, así que otra de sus utilidades es el enfoque al combustible de transportes.

Y por último está la producción de electricidad. Las turbinas de vapor, de gas o de ciclo combinado son las encargadas de esta tarea. En los países que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) está aumentando exponencialmente el empleo del gas natural.

Esto se debe a que no es tan caro como otras energías no renovables, y también es más limpia (aunque no es comparable a las energías renovables limpias).