Skip to content Skip to footer

¿Qué es un acumulador de agua solar?

Un acumulador de agua solar es un depósito encargado de almacenar el agua caliente que se genera a partir de una instalación solar térmica. En otras palabras, es un almacén de energía calorífica.

La energía solar no destaca precisamente por su velocidad en lo que a producir agua caliente se refiere, por eso los acumuladores se ocupan de almacenar la máxima posible para cuando se necesite.

Un ejemplo de esto son las horas de noche, tiempo en el que no hay radiación solar para calentar el agua aunque la necesitemos para alguna urgencia.

Además, es un sistema alternativo frente a los acumuladores de agua eléctricos convencionales.

En resumen, es un aparato vital para los hogares que poseen una instalación solar y requieren cierto grado de autonomía.

¿Cómo funciona un acumulador de agua?

Para entrar en el funcionamiento de este aparato, hay que saber que está formado por dos circuitos de agua; primario y secundario.

El primario es, en esencia, un sistema cerrado por el que el agua siempre circula, alcanzando la temperatura ideal. ¿Cómo sucede esto? Con los colectores solares y el intercambiador de calor.

Por otro lado, el circuito secundario tiene una entrada directa para el agua fría que lleva al acumulador solar, aparte de una salida para el agua caliente que conduce hasta el sistema de calefacción o el agua sanitaria del hogar.

Una vez tenemos claro esto, vamos con los pasos que suceden durante el procedimiento:

  • El agua fría se introduce en el acumulador solar; como el agua caliente no es tan densa como el agua fría, se separan, dejando la de menos temperatura al fondo y la caliente en la parte superior.

 

  • Luego el agua pasa al circuito primario donde se va calentando gracias a los colectores solares.

 

  • Los líquidos frío y caliente que están en contacto no se mezclan y el agua se dirige al intercambiador de calor.

 

  • Una vez sucede esto, el agua caliente vuelve al sistema primario, saliendo desde la parte superior del acumulador.

 

  • Finalmente, el agua caliente llega al hogar (calefacción y grifos), completando el circuito.

Tipos de acumuladores de agua solar

A continuación, vamos a repasar los tipos de acumuladores de agua solar, en base sus diferentes características.

Dependiendo del tamaño de la instalación

En las estructuras medias o pequeñas es normal que el depósito contenga también el agua de consumo.

En cambio, las estructuras grandes como instalaciones de energía solar térmica de dimensiones complejas, es importante establecer de manera gradual otros depósitos intermedios de inercia.

Estos permiten el almacenaje de la energía térmica que será traspasada posteriormente al acumulador solar.

Intercambiadores internos o externos

Hay más variantes dependiendo de si los intercambiadores de calor son exteriores o permanecen colocados dentro del condensador.

Por ejemplo, un depósito que no presente el intercambiador incorporado hace el calentamiento del agua desde el exterior. Pero si está incluido en el interior, la acumulación del agua y el aumento en la temperatura ocurren en el mismo depósito.

La ubicación del calentador

Los acumuladores pueden colocarse encima de los colectores o placas solares u otro lugar de la instalación.

Suponiendo que está por encima, estamos hablando de un sistema de termosifón. Esto quiere decir que el fluido que va circulando entre los colectores solares y el acumulador no necesita bombeo.

¿Qué pasa si está en otra ubicación? Será necesario un aporte de energía que ayude a bombear el fluido. La energía que se aporte puede provenir incluso de otra energía renovable o desde la propia red eléctrica.

Precios de acumuladores de agua solar

Los precios de acumuladores de agua solar dependen en gran parte del tipo de instalación de energía solar que tenga el usuario.

Aparte de eso, también tiene peso la clase de acumulador de agua solar que escojas, así como el hecho de si incluye todos los elementos integrados o el tamaño del depósito.

El coste medio para instalaciones que no porten complementos extra suele rondar los 500 euros. En cambio, los que requieren una inversión más grande para que las placas solares aplicadas al agua funcionen correctamente, pueden llegas a alcanzar los 2.000 euros.

Instalación del acumulador de agua solar

Recordemos que para instalar un acumulador de agua solar debemos tener en cuenta sus dos elementos principales. Los captadores solares y el depósito de almacenamiento.

Los captadores se instalan en el exterior y facilitan la recogida de la radiación solar con la finalidad de calentar el agua (Los captadores no son paneles fotovoltaicos, pues los segundos transforman la luz en electricidad).

Por otro lado, el depósito acumulador se instala en el interior del hogar y almacena el agua calentada por los captadores.

A esto hay que sumarle la posterior instalación de un circuito hidráulico que conecta los anteriores elementos.

Diferencias entre acumulador e interacumulador

Los depósitos acumuladores almacenan el agua que se produce en un intercambiador externo, de esta manera puede ser utilizada más adelante. También aíslan el calor para usarlo en el momento indicado y los acumuladores quedan aislados con una capa de vitrificado.

Los depósitos interacumuladores almacenan igual el agua, pero como añadido disponen de un sistema capaz de calentar el líquido del interior. Básicamente, fusiona dos sistemas en uno para dirigirlo hacia el sistema de agua caliente doméstico.