Skip to content Skip to footer

Diferencias entre energías renovables y no renovables

Energías renovables y no renovables, son términos muy extendidos en las personas de los cuales se desconocen sus diferencias; las energías renovables son todas aquellas que resultan inagotables o que pueden renovarse en cortos periodos de tiempo, en cambio, las energías no renovables se pueden llegar a agotar y su renovación o bien es extremadamente lenta, o no puede realizarse.

Pero no se queda ahí, las renovables tienen una sostenibilidad elevada, además de que no comprometen las necesidades de generaciones futuras y aportan a las del presente. Cabe destacar que su huella ecológica es muy reducida.

Las no renovables tienen una sostenibilidad baja, y de hecho, muchos de los recursos que utilizaban estas energías ya no están disponibles. Por supuesto, la huella ecológica es mayor, y esto se debe a que la mayoría de energías no renovables se basan en la combustión, que genera CO₂ (entre otros elementos contaminantes) que ataca la capa de ozono.

Fuentes de energía renovables y no renovables

Ahora que conocemos las diferencias principales entre las dos energías, debemos especificar cuáles son las fuentes de cada una de ellas, ya que no comparten fuentes y es probable que te sorprenda descubrirlas.

Fuentes de energía renovables

Energía geotérmica. Es la que se genera a partir de la propia energía contenida dentro del planeta, extrayéndola de los depósitos geotérmicos mediante pozos u otros medios. Pese a lo desconocida que suele ser a nivel general, esta es usada y rentabilizada desde hace más de cien años.

Energía bioetanol. Esta se obtiene gracias diferentes tipos de la materia orgánica, por ejemplo la fermentación de plantas como la remolacha o la caña de azúcar. Es un compuesto totalmente apto para sectores como la automoción, y el bioetanol es una materia prima muy codiciada en el campo de las energías renovables.

Energía biogás o biomasa. Al igual que la anterior, se extrae a partir de la materia orgánica, en este caso pueden ser la madera, el estiércol u otros abonos, además de cultivos agrícolas destinados a combustible líquido. Provoca emisiones de efecto invernadero, pero en menos medida que las no renovables.

energias renovables y no renovables

Energía mareomotriz. Llamada también energía oceánica, aprovecha el movimiento que provocan las mareas para convertirlo en electricidad.

Energía undimotriz u olamotriz. Lograda a partir de la energía que producen las olas, las cuales al ser generadas constantemente por diferentes razones, la convierte en una energía limpia e inagotable.

Energía hidráulica. Aprovecha los movimientos y la fuerza de los ríos o embalses. En este caso, se deben tener en cuenta las distintas aplicaciones que tiene; las plantas hidroeléctricas de los embalses emplean el agua almacenada y estancada, pero las plantas fluviales se valen de los flujos de los ríos.

Energía solar. Es la fuente más abundante de todas con diferencia, inclusive con el temporal en contra (véase tener el cielo nublado). Entre las ventajas que posee la energía solar está la producción de calor, la iluminación, y la electricidad entre otros. Se sabe que no en todas las localizaciones se puede aprovechar correctamente (como sucede en países nórdicos), pero aun así, es rentable durante los periodos de mayor luminosidad.

Energía eólica. Se nutre de la energía cinética del aire en movimiento con ayuda de unas turbinas gigantes ubicadas en la superficie terrestre o en el agua (sin importar si es en agua dulce o en alta mar). Los lugares donde es más rentable instalar las turbinas, es en localizaciones remotas con grandes espacios con corrientes de aire. Y por si alguien no confiaba en el aire, su producción es una de las que más beneficios aporta.

Fuentes de energía no renovables

El carbón. Basado en la fosilización de residuos orgánicos vegetales, tiene una procedencia similar al petróleo aunque su composición es diferente. Esta fuente ha sido hasta día de hoy, una de las energías no renovables más explotada en todo el planeta. Algunos de los países que más consumen son Estados Unidos, China, India y Rusia.

El petróleo. Extraído de rocas sedimentarias concretas, las cuales han acumulado residuos vegetales y animales durante millones de años, resultando en el compuesto que ahora conocemos con dicho nombre. Como ya sabrás, es una materia prima importante para las maquinarias, plásticos, vehículos, explosivos y muchos otros.

Según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el petróleo emite dos tercios de las emisiones totales de CO₂ del planeta (y ocupa un 80% de la demanda total).

energias renovables y no renovables

Gas natural. Sabemos que el gas más contaminante es el CO₂, pero existen algunos más que generan un impacto ambiental perjudicial de igual manera, como el metano. De nuevo, gracias a un estudio de la ONU, podemos saber que la producción y consumo de combustibles fósiles (entre los que también se encuentra el gas natural), expulsa hacia la atmósfera unos 110 millones de toneladas de metano al año.

Y pese a que está más aceptado en nuestra vida diaria o pasa más desapercibido, es uno de los grandes causantes del efecto invernadero.

Energía nuclear. El mayor problema de esta es que produce residuos radioactivos que perduran miles de años. Es cierto que no tiene tanto porcentaje de uso como las otras energías no renovables (entre otras cosas por su alto coste de instalación y mantenimiento), pero aun así hay un montón de centrales repartidas por el mundo. Además, si no se mantiene correctamente una planta nuclear, podría causar accidentes desastrosos para el medioambiente.

Ejemplos de aplicaciones con energías renovables

A continuación, vamos a mostrarte algunos ejemplos donde se utilizan las energías renovables, tanto para aumentar tu conocimiento como para que descubras nuevas formas de ser responsable con el medioambiente.

Cocina solar portátil. Dispone de unos reflectores que conservan el 90% de la energía solar y luego hace posible acciones como freír u hornear. Algunos modelos alcanzan temperaturas de hasta 370 °C.

Aerogeneradores domésticos. Con ayuda de la energía eólica, aprovecha el aire para crear una situación similar a un ventilador, o simplemente almacenar algo de electricidad. Es importante aclarar que son muy útiles en edificaciones localizadas en zonas con mucha corriente, y con suficiente espacio para colocar el aparato.

Mochilas solares. Recogen la luz solar para transformarla en energía eléctrica, acumulándola en una batería. Son realmente efectivas para complementar un equipo de acampada o montañismo, o simplemente para ayudar a alguien que necesite un método para cargar sus dispositivos móviles. Suelen tener precios económicos.

Ejemplos de aplicaciones con energías no renovables

La industria del automóvil. Es una de las grandes industrias que requiere del uso continuo de energías no renovables, ya que el combustible fósil con el que se elabora el petróleo, es primario para fabricar el combustible de los automóviles.

Fábricas de materiales primarios. Como ya aclaramos antes, la quema de combustibles fósiles emite gran cantidad de gases contaminantes a la atmósfera, que asedian la capa de ozono. Las fábricas de muchas industrias utilizan el carbón y el gas como formas de completar sus procesos de producción.

Esquema de energías renovables y no renovables

energias renovables y no renovables