Skip to content Skip to footer

¿Qué contamina más, un coche de diésel o uno de gasolina?

El coche diésel y el coche de gasolina, son los dos vehículos más utilizados por la población a nivel general, y también una de las muchas causas de los efectos negativos que sufre el medioambiente, como el calentamiento global y el efecto invernadero.

¿Qué es el diésel?

El combustible diésel, también denominado gasóleo o gasoil, es obtenido a partir de la destilación y purificación del petróleo crudo.

Para efectuar esto se emplea una torre de craqueo (torre de destilación para la refinación del combustible fósil) donde se introduce el petróleo y se calienta.

Una vez se llega al grado de ebullición, se condensan los vapores y los residuos se separan con el fin de hacer grasas, aceites pesados y fibras textiles.

Más tarde, el vapor se recalienta y se consigue fueloil gracias a la segunda destilación, de la cual se deriva el diésel.

Con cada proceso de destilación el hidrocarburo que se produce es más ligero que el anterior, por eso en el mercado habitualmente se encuentran tres tipos de diésel.

A continuación, vamos a hablar de ellos.

Tipos de diésel

  • Gasóleo A: Destinado a la automoción. Es que mayor calidad ofrece debido a sus numerosos procesos de refinado y tiene aditivos que ayudan a reducir el consumo, proteger el sistema de inyección y minimizar las emisiones de co2 contaminantes u otros gases dañinos.
    Hay una variante más que las compañías petrolíferas suelen ofrecer, llamada A+, Plus, o Premium, entre otros. Es la más cara de todas, aunque realmente no mejora el rendimiento de los motores.
    La razón de su elevado precio es la inclusión de aditivos especiales que alargan la vida útil de los componentes del motor y el escape.

 

  • Gasóleo B: Su utilización está restringida a embarcaciones, vehículos autorizados, maquinaria agrícola y también pesquera.
    Es menos refinado que la versión A, lo que significa que tiene más impurezas. Es capaz de solidificarse a bajas temperaturas porque durante su composición se incluye más parafina.
    En automóviles no se recomienda su uso por dos razones; la vida de los motores se ve amenazada y la aplicación del mismo a nivel privado se considera un fraude castigado con multas de hasta 3.000 euros.

 

  • Gasóleo C: Su producción está enfocada específicamente para calderas de calefacción y equipos de producción de calor.
    Su refinado es casi inexistente, muestra muchas impurezas y altos niveles de azufre y parafina. Es con diferencia el más barato y su combustión es muy contaminante.

 

  • Biodiésel: Esta variante es fabricada a base de aceites vegetales como la soja, la colza o el girasol, y grasas animales oxigenadas con éter.
    Puede sustituir al tipo A y emplearse en una amplia gama de motores diésel comunes sin necesidad de llevar a cabo modificaciones.
    Algunas de sus ventajas son la reducción en cuanto a emitir gases contaminantes y la reducción en el gasto del motor.

¿Qué es la gasolina?

La gasolina es un líquido compuesto por hidrocarburos que se obtiene mediante un refinamiento del petróleo. Este proceso se lleva a cabo en las siguientes etapas.

Proceso de obtención de la gasolina

  1. Fraccionamiento: Se calienta lentamente el crudo del petróleo, evaporando así los distintos hidrocarburos según llega al punto de ebullición.
  2. Craqueo: Cuando se obtienen las fracciones, se transforman algunas de ellas en otras mediante reacciones químicas. Por ejemplo, una fracción de diez a catorce carbonos se rompe en fracciones de siete y once carbonos.
  3. Reformado catalítico: Cuando ya se ha conseguido la gasolina, esta fase se encarga de mejorar sus calidades como combustible.
  4. Depuración: Aquí se eliminan las impurezas relacionadas con el azufre, pues cuanto menor es la cantidad existente de este, mayor es la calidad de la gasolina. Además de menos nociva para el motor y sus componentes.

diesel o gasolina

Diferencias de funcionamiento entre motor de diésel y motor de gasolina

Tanto los motores de diésel como los de gasolina convierten la energía química del combustible en energía mecánica. Las diferencias que hay se deben a como suceden estas detonaciones en cada uno.

En el motor de gasolina ese suceso se produce a través de una chispa en el interior del cilindro gracias a la bujía.

En cambio, el motor de diésel transforma el calor en energía para producir el movimiento del vehículo. Lo que significa que es un motor térmico, cuyo movimiento se ejecuta por la alta temperatura en la fase de descompresión.

¿Qué contamina más? ¿Un coche diésel o uno de gasolina?

Los vehículos diésel, o sea sus motores, se crearon para mejorar la eficiencia de la máquina de vapor, que paso de un 12 a un 75%.

A día de hoy sus estándares de emisión son iguales que un motor de gasolina, aunque el combustible contenga más azufre (los coches diésel europeos eran muy contaminantes antiguamente, y en el mundo del motor adquirir un vehículo de gasolina era muy caro).

Al diésel se le considera más eficiente y su uso ya ha llegado a vehículos más grandes como coches diésel, autobuses, camiones y aeronaves.

Pero esto es solo información añadida.

En cuanto a la contaminación, se sabe que los coches diésel expulsan NOx (elemento del que hablaremos más tarde), uno de los gases más nocivos que es capaz de emitir.

Ese gas además, tiene partículas muy dañinas para las personas.

Por otro lado, los coches de gasolina consumen más carburante a igualdad de potencia, y emiten un 11% más de dióxido de carbono que el diésel.

Aunque se debe tener en cuenta que no hacen tanta emisión de componentes contaminantes como el primero y son menos perjudiciales.

En resumen, ambos tienen ventajas y desventajas; supuestamente el diésel es igual de nocivo que los de gasolina.

Para dictaminar un resultado nos vamos a servir de un estudio hecho a través de un sencillo cálculo:

Un vehículo diésel emite 2,5 kg de co2 por cada 16 kilómetros recorridos, y uno de gasolina expulsa 2,32 kg de co2 en el mismo trayecto, dejando claro que el diésel contamina más.

Dispositivos para reducir la contaminación de los vehículos

Como es lógico, en la industria del automovilismo se han ido incorporando dispositivos que tienen como objetivo reducir la contaminación que tienden a emitir los vehículos.

  • AdBlue: Básicamente, es un aditivo formado a base de urea y se inyecta en los gases de escape, antes de que estos lleguen al catalizador. Dicho elemento contiene amoniaco, que sumado a las temperaturas altas del catalizador, hace reaccionar al NOx, produciendo nitrógeno molecular, dióxido de carbono y vapor de agua.
  • Catalizador: Este dispositivo disminuye los agentes perjudiciales que el escape produce a través de reacciones catalíticas (oxidación-reducción).
  • Catalizador-acumulador de NOx: Estos catalizadores acumulan el NOx que se genera para después deshacerse de él.
  • Filtro anti partículas: Retiene las partículas de hollín producidas durante la combustión del diésel, luego son eliminadas por su propia oxidación.
  • Recirculación de gases mediante EGR: El dispositivo es capaz de reducir hasta un 50% de las emisiones NOx, al redirigir los gases de escape al colector de admisión mientras el motor trabaja a carga parcial y en la temperatura habitual de funcionamiento.

Nota*

El NOx es un término genérico que hace referencia a un grupo de gases muy reactivos (formado principalmente a base de óxido nítrico y el dióxido de nitrógeno) que contienen nitrógeno y oxígeno en diversas proporciones.

La válvula EGR es capaz de registrar y controlar el nivel de óxido de nitrógeno que un vehículo a motor en funcionamiento deja en emisión, siendo gases contaminantes como el monóxido de carbono.

En definitiva

El objetivo prioritario para los próximos años es reducir las emisiones de NOx, partículas peligrosas y eliminar prácticamente el 100 % de los vehículos que funcionan a base de combustibles fósiles de aquí a 30 años.

La salud directamente se ve afectada y una de lasa razones es clara; diésel y gasolina.

Parece un poco curioso que pese a que se pueda verificar realmente la contaminación, y también la propia contaminación o las emisiones de un vehículo, la información es contraria a lo que se quiere vender desde las instituciones.

La gasolina emite partículas sólidas que contribuyen al calentamiento global, y en el caso del diésel aplica la misma norma aunque los coches diésel anteriores fuesen peores.

Ambos generan gases de efecto invernadero, dicho de otra manera, emisiones de gases y emisiones de óxidos que debemos enfrentar para comprobar si nuestro plan de futuro reduce hasta prácticamente cero su existencia.

Pero no todo solo son malas noticias, ya que los coches de gasoil pueden encontrar un equivalente diésel con el biodiésel, pues ahora se han igualado en rendimiento.

Para terminar, cabe mencionar que los motores de inyección directa y los que funcionan principalmente a base de urea (la cual es tóxica, y se debe a la composición), serán sustituidos por el coche eléctrico.

Dicha variante podría aportar positivamente en la disminución de polución que emiten los diésel y eliminar de la atmósfera los factores de riesgo. Por supuesto, es una alternativa de gasolina, diésel y no emite más co2 porque carece del tan nombrado motor que actualmente es en automóvil una pieza clave.

Fuentes a consultar

  • Ley 10/2019, de 22 de febrero, de cambio climático y transición
    energética.
  • Real Decreto 837/2002, de 2 de agosto, por el que se regula la
    información relativa al consumo de combustible y a las emisiones de
    co2 de los turismos nuevos que se pongan a la venta o se ofrezcan
    en arrendamiento financiero en territorio español.

Leave a comment